Los animales del monte empiezan a llamar a la puerta de las ciudades

Compartir
Cada vez es más fácil ver corzos y animales salvajes en los alrededores de los núcleos urbanos pero los expertos niegan que haya superpoblación

roe-deer-98075 1920Cada vez es más habitual ver estos animales cerca de las ciudades

 Los animales de campo van conquistando terreno y cada vez se acercan más a las ciudades. Ya no es extraño ver corzos muy cerca de Guadalajara capital. Una muestra es el vídeo que pueden ver con esta noticia. Está grabado entre la Ronda Norte y Cabanillas. Incluso el delegado de agricultura, Santos López, reconoce haber visto hace un par de años algún corzo en la parte trasera de la delegación de Agricultura, en la zona cercana al cementerio y al instituto Brianda de Mendoza. En plena ciudad. Algo impensable años atrás.

El fenómeno, aunque difícil de entender no es sólo un tema que afecte a Guadalajara. Son muchos los municipios que hablan de cómo los animales acuden cada vez más a las ciudades en busca de comida. En agosto, en Salamanca, la presencia de un par de jabalíes obligó a levantar las terrazas de verano de los alrededores del Tormes y en el vecino Portugal además de las terrazas están colonizando las playas.

Todos los conocedores del tema dan la misma explicación a este fenómeno: cada vez hay más animales y van conquistando nuevos espacios, además necesitan comer. Si la naturaleza, por la falta de lluvias, no se lo proporciona, lo buscan donde pueden; y eso suele ser, en los cultivos. Como afirma Javier García, presidente de la asociación de cotos “Atica” “no es lo mismo un cocido para dos que un cocido para doce”.

El desánimo de los agricultores

Los agricultores están que trinan. Precisamente esta semana APAG ha pedido ante el Consejo Regional de Caza que vuelva a apagAntonio Torres, secretario general de APAG/ APAGdeclararse “zona de emergencia cinegética por ciervos” la comarca del Alto Tajo. La anterior declaración, que estuvo vigente, varios años, se levantó por decisión unánime en la última reunión del consejo provincial de caza de Guadalajara celebrada en marzo. Allí APAG no tiene representación, pero sí la tienen los agricultores de COAG que votaron a favor al considerar, igual que el resto, que no hay superpoblación de ciervos en la comarca de Molina.

Según Julio García, de ATICA, tras estos años de emergencia cinegética se ha hecho un recuento de animales “y ha sido un escándalo”. Incluso critica a algunos agricultores que han hecho más dinero con la venta de la carne de caza que con la agricultura.

Desde APAG, el secretario general, Antonio Torres, asegura que los daños siguen existiendo, no sólo por ciervos y corzos, sino por cabras montesas y se quejan de que no les escuchan. Torres se queja amargamente “nos podemos manifestar por la España vaciada pero si no ayudamos al agricultor los pueblos se convertirán únicamente en algo de fin de semana. Los que están allí de lunes a viernes son ellos y si no les ayudamos, se desaniman”.

De hecho habla de dos casos concretos: un agricultor que cultiva en Escalera que ya ha anunciado a los propietarios que no va a trabajar más las tierras, y otro del Tierzo que ha comunicado que lo abandonará en cuanto acaben los compromisos legales que tiene por cultivos ecológicos. Torres asegura que el daño de la caza es soportable pero no el de la superpoblación.

Más agilidad de la administración

Desde la delegación de Agricultura, su titular, Santos López, insiste en que la emergencia cinegética no se puede convertir en algo Santos Lpez-400x263Santos López, delegado de agriculturaordinario y recuerda que hay otras formas de controlar esa superpoblación a través de permisos puntuales para cazar en zonas donde se detectan problemas, pero ni a los agricultores ni a los cazadores les gusta porque es un proceso demasiado lento. Primero se solicita, luego acude un agente forestal, después se remite la información y finalmente la administración da el permiso.

Según Antonio Torres desde que se detecta el problema hasta que la Junta de Comunidades concede el permiso pueden pasar dos semanas, para entonces el cultivo que hay que proteger ya ha sido arrasado por los animales. Javier García , representantes de los cazadores, coincide “esa no es la solución y así se lo hemos dicho a la administración pero nos contestan con el silencio”.

Precisamente en la última Junta regional de Caza se habló de trasladar a Guadalajara una fórmula de conceder esos permisos de forma más rápida que ya se está usando en Cuenca. “me hace gracia- señala el secretario general de APAG- que en Cuenca tengan un sistema distinto. ¿ No estamos en la misma comunidad autónoma?”- replica.red-deer-4000910 1920

Desde la administración el delegado de agricultura confirma que se va a ver si ese sistema, (del que de momento dice no tener detalles) se puede implantar en Guadalajara. Reconoce que, aunque no se tarda tanto en dar el permiso, es necesario “ser más ágiles” y así se han comprometido con el Consejo Provincial de Caza “hay que cumplir la ley del proceso administrativo, pero hay que estudiar opciones. Estamos en contacto con la Consejería para habilitar un proceso común. Desconozco lo que se hace un Cuenca y es algo que tenemos que estudiar sobre todo para ver si la situación es la misma. No todo se solicita igual ni para el mismo tema. Es algo que todavía no tenemos claro. “

 

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política