notification icon

Recibe alertas de lo último en Guadalajara

✓Totalmente GRATIS
✓Sin registrarte
✓Date de baja en cualquier momento

¿Sabías que la Universidad de Alcalá posee una Editorial?

La Editorial Universidad de Alcalá difunde el conocimiento generado en el ámbito universitario a nivel nacional e internacional, edita contenidos destinados a la docencia, la investigación y la divulgación científica. Asimismo, como explica su director, Pedro Sánchez-Prieto, contribuye a la proyección científica, cultural y social de la Universidad.

PedroSanchezPrieto 280422 horizontal 1

Pedro Sánchez-Prieto es el director de la Editorial Universidad de Alcalá desde septiembre de 2019, una época en la que, por el inicio de la pandemia, despegaron las ediciones digitales de los libros universitarios y también aumentó la presencia de las revistas digitales, que ahora suman un total de 14. ‘Fue un tiempo de grandes dificultades, pero también de muchísimas posibilidades, ya que pudimos trabajar y pensar en nuevos proyectos y buscar nuevos desarrollos’ afirma Pedro. Además, durante el confinamiento hubo más tiempo para poder investigar y retomar aquellas publicaciones inconclusas, por lo que la Editorial recibió bastante material nuevo y hubo un cierto auge de las publicaciones. ‘De media estamos publicando 40 libros anuales, sin contar las revistas. Un número bastante alto para la dimensión de nuestra universidad y que nos sitúa en un lugar ventajoso’ afirma el director.

La Editorial Universidad de Alcalá, antes denominada Servicio de Publicaciones, tiene 35 años de historia. Cuando se creó, todas sus publicaciones eran en papel, fundamentalmente manuales universitarios, ‘sin Internet era prácticamente la única forma de que los estudiantes accedieran al conocimiento de la asignatura’, asevera Pedro. A partir de los años 90, el manual fue sustituyéndose por los distintos materiales y textos de las asignaturas. Pero, aun así, el almacén de la Editorial está repleto de libros antiguos. ‘Tenemos la idea de programar una jornada en la que se puedan poner a disposición de la comunidad universitaria interesada los libros descatalogados que no se han vendido’ anuncia el director.

Los interesados en publicar un libro o artículo pueden ponerse en contacto con la Editorial, que les enviará las instrucciones para enviar, de forma digital, el texto original. Es aquí cuando comienza un riguroso y triple control de los textos publicados, lo que hace que aumente la calidad de estos. En primer lugar, el propio director examina los textos originales que se reciben. En una segunda fase, el texto se somete al escrutinio del Consejo Asesor de la Editorial, compuesto por profesores expertos de cada rama del conocimiento y, en la tercera fase, se produce la evaluación externa mediante el procedimiento conocido como dobles pares ciegos.
Es decir, dos personas ajenas a la Universidad de Alcalá evalúan los originales de forma anónima y emiten un informe detallado en el que, en ocasiones, se proponen modificaciones. Todo este proceso es absolutamente transparente, respetando, la confidencialidad y el anonimato del texto. ‘Si no hay problemas adicionales, estos trámites suelen durar menos de un año. En este sentido quiero destacar la enorme implicación del personal de la Editorial que trabaja para articular todo el proceso y hace que, prácticamente cada semana, publiquemos un libro nuevo. Me atrevo a decir que, cada libro es para nosotros una criatura que acaba de venir al mundo, algo extraordinariamente gratificante y emocionante’ asevera Pedro quien también destaca la proyección de la Editorial hacia la sociedad, ‘su compromiso social se ha manifestado, por ejemplo, en momentos difíciles como el de la pandemia.

Editorial Universidad de Alcalá ha contribuido al conocimiento riguroso de la COVID mediante el libro COVID 19, un enfoque plural en el que han trabajado grandes especialistas y del que en breve se publicará una segunda edición con un capítulo nuevo de Francisco de Abajo sobre las vacunas. A este compromiso con la sociedad se suman otros libros como Violencia contra las mujeres en España y América Latina’.

En cuanto a las novedades, desde hace poco tiempo, Editorial Universidad de Alcalá dispone de un portal de revistas accesible a todos los investigadores que respeta la propiedad intelectual y el derecho de cita de acuerdo con los procedimientos habituales en cada área científica. En este portal, cada artículo dispone de su número de registro denominado DOI (Digital Object Identifier).

Además, se han renovado y creado algunas colecciones nuevas, como por ejemplo la de Monografías de Oriente Antiguo, o una nueva de poesía titulada De Luz, Piedra y espejo, poesía en la Universidad de Alcalá. También se ha renovado la colección de Monografías de Arquitectura con el libro Habitar los hospitales sobre nuevas tendencias de humanización arquitectónica, y próximamente se actualizará la colección de ciencias. En este ámbito tienen cabida libros importantes como Especies exóticas invasoras, Estrategias avanzadas para la mejora de la calidad, la seguridad y la funcionalidad de los alimentos o Ciencia y tecnología en experimentación y protección animal, del que se han vendido miles de ejemplares.

También, la editorial busca ampliar la colección de materiales interactivos, en la que destaca el Diccionario Audiovisual de Gestos Españoles.
Los libros de la Editorial Universidad de Alcalá se pueden comprar a través de su propia web, en la plataforma de la Unión de Editoriales Universitarias, en la tienda de la Universidad o en librerías especializadas.

Añadir un comentario

La Universidad de Alcalá y la Fundación Ibercaja firman un convenio de colaboración

UAH Firma Fundación Ibercaja 1
Carmelo García Pérez, vicerrector del Campus de Guadalajara de la Universidad de Alcalá (UAH) y José Antonio Pascual Maqueda, director provincial de Guadalajara de Ibercaja Banco, han firmado un convenio de colaboración para que ambas instituciones desarrollen conjuntamente actividades educativas, culturales y científicas de interés general en la provincia de Guadalajara durante el curso escolar 2022-2023. Las actividades desarrolladas por ambas entidades estarán destinadas tanto para alumnos como para docentes.

La aportación económica de Fundación Ibercaja se destinará a apoyar estas acciones ligadas a las diferentes ramas del conocimiento, actividades culturales, científico-técnicas, de desarrollo socioeconómico provincial y emprendimiento e Innovación.

La firma de este acuerdo se enmarca en las líneas de trabajo de Fundación Ibercaja que colabora con diferentes entidades, como la Universidad de Alcalá de Henares, en proyectos de formación e investigación con el objetivo de impulsar el desarrollo social y económico de los territorios donde desarrolla su actividad.

A la firma del convenio asistieron Carmelo García Pérez, vicerrector del Campus de Guadalajara, Concha Carrasco Carpio, directora de relaciones institucionales Campus de Guadalajara, Blanca del Amo Herrero directora del Centro Ibercaja de Guadalajara y José Antonio Pascual Maqueda, director provincial de Guadalajara de Ibercaja Banco.

Añadir un comentario

La UAH colabora con un proyecto solidario para subtitular y traducir vídeos de ONGs

Laaziza Labrahimi y Natalia Mesonero, estudiantes de Lenguas Modernas y Traducción de la Universidad de Alcalá, son las coordinadoras de los 18 voluntarios de la UAH que participan en el proyecto SAAM Project, fundado por Carlos de Pablos-Ortega, profesor de la Universidad de East Anglia (UEA) en Reino Unido.

SAAM 1

SAAM Project es una iniciativa solidaria que ayuda sin coste a asociaciones sin ánimo de lucro, tanto nacionales como internacionales, a subtitular y traducir su material audiovisual a diversos idiomas de manera intralingual, ‘al español, en nuestro caso, y también al francés, al alemán, al inglés. Además, adaptamos los subtítulos a SDH (Subtitles for the deaf and hard of hearing) para personas con discapacidad auditiva, a las lenguas antes mencionadas’ explica Laaziza.
Este proyecto llegó a la Universidad de Alcalá de la mano de su fundador, el profesor de la Universidad de East Anglia, Carlos de Pablos-Ortega. Invitado por la profesora Carmen Pena Díaz, Carlos impartió una masterclass sobre el programa de subtitulación OOONA y además presentó su proyecto solidario que, en este momento, aparte de los voluntarios de la UAH y de la UEA, cuenta también con el trabajo de los estudiantes de la Université de Lorraine en Francia.
Actualmente el grupo de voluntarios de la Universidad de Alcalá cuenta con 18 miembros. Están coordinados por Natalia y Laaziza que están desarrollando sus prácticas curriculares en este proyecto, pero no se descarta ampliar esta cifra en el caso de que la carga de trabajo aumente o sea demasiado específica la terminología. Y es que, cualquier perfil es necesario, ya que en este proyecto se realizan multitud de tareas, no sólo de traducción sino también es necesario contactar para informar a las asociaciones, gestionar los proyectos y las redes sociales, etc.
El proyecto ha sido premiado no solo a nivel universitario sino también a nivel europeo. En 2017, SAAM recibió el ‘UEA Engagement Award’ por comprometerse de manera excepcional a la comunidad, al año siguiente recibió el ‘National Award for PPL Students’ otorgado por el Chartered Institute of Linguists (CIoL) por contribuir de manera significativa al fomento del estudio de lenguas y en 2020 consiguió el ‘Diversity and Equality Award’ otorgado por la Aurora Universities Network. Y es que en SAAM trabajan a un nivel igual de profesional que una agencia de traducción, ya que los pasos a seguir son los mismos. Además, el nombre de los voluntarios aparece reconocido en los créditos de cada uno de los trabajos audiovisuales en los que colaboran para visibilizar así el trabajo del traductor. ‘En SAAM valoran mucho nuestro trabajo y Carlos es una persona que está siempre disponible y confía mucho en nosotras. Hacer las prácticas en SAAM es una buena oportunidad y la experiencia nos servirá de cara al mundo laboral’ afirma Natalia.
Hasta ahora, el equipo de la Universidad de Alcalá ha ayudado a Tr3s Social y a la fundación La Hora Violeta traduciendo y subtitulando algunos de sus contenidos audiovisuales e impresos, tratando este última, aspectos relacionados con la enfermedad rara llamada neurofibromatosis. ‘En el segundo cuatrimestre estamos tratando temas más variados entre los que se incluye la subtitulación del documental Woman of Influence in Peru de mujeres indígenas de Perú que propone el acercamiento de los jóvenes a la naturaleza y ahora vamos a comenzar a traducir el material de It Gets Better, una asociación que lucha por el respeto propio del colectivo LGTBIQ+ independientemente de su diversidad afectivo-sexual’ dice Laaziza.
Además, junto con el resto de voluntarios de SAAM, Natalia y Laaziza están traduciendo la propia web del proyecto, sobre todo los apartados dedicados a explicar el proyecto, sus galardones, los artículos publicados al respecto en medios de comunicación y las biografías de sus miembros.
SAAM no es el único proyecto solidario con el que han colaborado los estudiantes de este Grado de la UAH, ya que el profesor Bruno Echauri, en la asignatura Fundamentos de la Traducción (Introduction to Translation Theory), también propuso a los alumnos de Guadalajara participar en un proyecto de traducción solidario con Manos Unidas, lo que fomentó el espíritu altruista entre los alumnos.

Añadir un comentario

¡A Alcalá, que no hay justicia! La jurisprudencia de la Universidad de Alcalá durante el siglo de Oro

Cuando un visitante llega a la plaza de San Diego de Alcalá se encuentra con la magnífica fachada de la Universidad que tiene delante una Lonja enlosada flanqueada por pilares y columnas unidas por cadenas que podrían parecer un adorno o una protección. Pero como explica la catedrática de Historia Medieval, Mª Dolores Cabañas, esas cadenas significan algo más importante, pues eran el símbolo de la autonomía universitaria, y servían para señalar el comienzo de un espacio que tenía una jurisdicción propia.

 

Cadena Fachada Universidad de Alcalá 1Foto: Universidad de Alcalá de Henares

 

Para una persona del siglo XXI es difícil entender que durante la Edad Media y buena parte del Antiguo Régimen no todo el mundo estaba sometido a un mismo ordenamiento jurídico, pues al no existir un Derecho de carácter territorial general, proliferaron ordenamientos de carácter local o personal, los llamados fueros, que dejaban el ejercicio de la justicia en manos de diferentes señores, cada uno de ellos con jurisdicción en un determinado ámbito.

Los miembros de la institución universitaria gozaban del fuero académico, lo que implicaba que quedaban fuera de la jurisdicción del lugar donde estaba ubicada. Precisamente las universidades nacieron en el siglo XIII en el momento en que, amparadas a la vez por la Corona y el Pontificado consiguieron autonomía e independencia frente a otras jurisdicciones y capacidad para defender a sus maestros y escolares contra cualquier otra jurisdicción, civil o eclesiástica.

La Universidad de Alcalá nació en 1499 como un proyecto común de la monarquía de Isabel y Fernando, del Papado, ocupado entonces por Alejandro VI, y de Cisneros, titular de la Mitra toledana, todos ellos implicados en la reforma de la Iglesia y de la sociedad y convencidos de la necesidad de creación de un nuevo centro universitario en Castilla que respondiese a los ideales educativos de los nuevos tiempos que todos ellos compartían

A Cisneros le fue fácil conseguir por tanto las garantías legales por parte de la Corona y el Papado para asegurarse la independencia de su nueva institución, según se puede comprobar a través de la documentación relativa al proceso de creación del Colegio-Universidad alcalaína, que comienza 1498 con la súplica del Cardenal solicitando al Papado la creación del Colegio de San Ildefonso y a la que Alejandro VI respondió con las concesiones que se recogen en la sucesivas bulas expedidas en abril de 1499. En la denominada “Militanti Ecclesiae“ se plantea el primer esbozo del fuero académico con sus jueces conservadores, que serán el abad de San Justo y Pastor, el decano de Sigüenza y el escolástico de Segovia.

Un hito importante en el proceso de creación del nuevo complejo universitario fue la promulgación de las primeras Constituciones en enero de1510, armazón legal de la nueva institución. La Constitución 61 establece la independencia jurisdiccional de la Universidad y su exclusiva dependencia de la justicia del rector: si por alguna razón surgieran entre ellos algunas causas civiles, criminales o mixtas, entonces estén obligados a acudir solamente al Rector del Colegio y de la Universidad que es su juez ordinario y propio por la autoridad apostólica a él concedida, puesto que ellos están exentos totalmente de cualquier otra jurisdicción

Ese mismo año Cisneros consiguió poner a su Colegio-Universidad bajo la protección de los reyes de Castilla, así como la ampliación de los privilegios y autonomía jurisdiccional del estudio alcalaíno.

El otro gran espaldarazo a la nueva institución de Cisneros vino de la mano del Papa Julio II, quien, el 23 de julio de 1512, concedió a la Universidad alcalaína plena exención jurisdiccional, incluso respecto al Arzobispado de Toledo, pasando a depender directamente de la Santa Sede. Quedaba así garantizada la protección de la monarquía frente al poderío eclesiástico tradicional, y la protección del Papado frente a cualquier posible injerencia del arzobispado de Toledo.

Lógicamente el conseguir formar parte del “listado” de privilegiados por el fuero académico era una meta muy codiciada. Formaban parte de ese listado los profesores y los alumnos, pero según expone Cisneros en 1514, también todos los que recibían de la Universidad “salario por sus oficios”: escribanos, el receptor general, los dos mayordomos, los dos bedeles, el alguacil del Estudio, un panadero o panadera, la lavandera, el sastre, el boticario, un sastre, los libreros encuadernadores y los impresores de libros.) así como numerosas instituciones o personas vinculadas a la Universidad como por ejemplo el convento de San Juan de la Penitencia o los miembros de la Iglesia de Santa María.

El fuero académico vino ordinariamente a extenderse a los familiares más cercanos o que vivían en dependencia de los que gozaban del privilegio de inmunidad, lo que da idea del elevado número de personas que escapaban a la justicia municipal o real. Era además una jurisdicción de ámbito personal, que acompañaría al aforado allá donde éste se encontrase, lo que provocó constantes conflictos tanto con la jurisdicción municipal como con la real y eclesiástica.
Únicamente el rector de la Universidad, se encontraba legitimado para juzgar los actos, hechos y delitos protagonizados por los miembros de la comunidad académica, independientemente de si se tratase de cuestiones civiles, criminales, mixtos o de cualquier otra naturaleza. La Constitución 64 establece: cada uno de los regentes, catedráticos y otros cualesquiera lectores, doctores, maestros, licenciados, bachilleres y escolares todos de esta Academia y Universidad estén perpetuamente en todas y cada una de las cosas bajo el régimen y gobierno del Rector de nuestro Colegio. Y estén obligados a obedecerle en todos los mandatos lícitos y honestos y no contrarios a nuestras constituciones…

En teoría quedaban fuera de esta protección jurisdiccional aquellos que no habían prestado el correspondiente juramento de fidelidad al rector, que era condición obligada en el momento de formalizar la matrícula para conseguir las prerrogativas e inmunidades académicas, o bien las personas que de manera voluntaria prestaban algún servicio de manera ocasional y no remunerado.

La Audiencia Escolástica, situada entre la entrada y la capilla del Colegio-Universidad, era el lugar al que los aforados acudían en calidad de demandantes o demandados para que el rector, que era su “juez natural”, su juez ordinario y propio, resolviese sus litigios civiles o dictase sentencia en los de naturaleza penal, lo que implicaba la imposición de multas o incluso el ingreso en la cárcel de la Universidad para cumplir la condena impuesta.

La historia de la Universidad va a ser, como han señalado diferentes historiadores, la historia de la defensa de su jurisdicción, especialmente por parte de los estudiantes. Todos ellos gozaban de su status jurídico privilegiado, regulado en el correspondiente Fuero.

Los estudiantes alcalaínos defendieron su jurisdicción desde el principio, como se demostró en la reyerta que tuvieron en 1510 con la escolta que acompañaba al rey Fernando, y en la sucesión de tropelías que realizaron ese año y el siguiente. Cisneros se mostró tolerante con sus estudiantes en esas situaciones. Y no era porque el Cardenal aprobara sus fechorías: lo que quería dejar claro, frente a otros poderes, era que la Universidad tenía sus propios jueces y su propia cárcel.

La vida del estudiante universitario del Siglo de Oro presenta diferentes facetas. Por supuesto la dedicación al estudio con jornadas muy duras de trabajo, pero también el gusto por la diversión, plasmado magistralmente en la novela picaresca por autores como Quevedo o Mateo Alemán. El juego, las novatadas, los excesos gastronómicos, los altercados, el uso de armas o la relación con las mujeres son rasgos que marcan también la vida universitaria, que roza muchas veces el delito y de la que ha quedado constancia documental en los cientos de procesos civiles y criminales seguidos ante la Audiencia Escolástica.

Se comprende que el elevado grado de independencia jurisdiccional de la Universidad de Alcalá hiciera popular el dicho de la época “¡A Alcalá, que no hay justicia!

Añadir un comentario

SOS para no perder el legado arquitectónico del poblado de Villaflores

Poblado Villaflores Fachada UAH 4 dibujo Advinia Moreno RasoPoblado Villaflores Fachada (UAH) Dibujo Advinia Moreno Raso

El profesor de Expresión Gráfica Arquitectónica de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Alcalá, Antonio Miguel Trallero, nos habla de la importancia del poblado de Villaflores y advierte de la necesidad de una rápida intervención antes de que desaparezca para siempre este caserío de finales del siglo XIX que se encuentra cerca de la ciudad de Guadalajara y cuyo arquitecto fue el importante Ricardo Velázquez Bosco.

 Poblado Villaflores 5 UAH Palomar Dibujo María del Mar Sánchez GonzálezPalomar del Poblado Villaflores (UAH). Dibujo María del Mar Sánchez González

¿Qué es el poblado de Villaflores?
Con el nombre de Villaflores se conoce a unos terrenos situados en el término municipal de Guadalajara de los que existen referencias desde el siglo XIV. Estaban formados por praderas, barrancos para pastos, montes de encinas y terrenos de labor que contaban con unas construcciones vinculadas a su explotación. Estos terrenos fueron comprados en el año 1886 por Doña Diega Desmaissiéres y Sevillano para convertirlos en una modélica colonia agrícola, para lo que contó con el Arquitecto Ricardo Velázquez Bosco quien, junto a alguna construcción preexistente, levantó un conjunto conocido como Poblado de Villaflores. Está formado fundamentalmente por un edificio principal destinado a viviendas y usos agrícolas, un conjunto de viviendas pareadas, un recinto delimitado con una valla en el que se sitúa la capilla, un gran palomar, bodega, almacenes y un aljibe que, a pesar de su indudable interés arquitectónico, se encuentra en un estado de ruina y total abandono.

Poblado Villaflores Fachada UAHPoblado Villaflores Fachada UAH¿Cuál es su importancia arquitectónica?

Ricardo Velázquez Bosco fue el arquitecto responsable de la construcción de este conjunto. Velázquez Bosco desarrolló su actividad profesional trabajando principalmente al servicio de la Administración, participando en la restauración de edificios tan emblemáticos como la Catedral de Burgos, la Mezquita de Córdoba, Medina Azahara o la Alhambra de Granada y proyectando otros como el del Ministerio de Fomento, la Escuela de Minas o los palacios de Cristal y Velázquez del Retiro.

Su dedicación a la Administración hizo que su obra para clientes particulares no sea muy numerosa. Entre estos se encontraba la Duquesa de Sevillano para la que proyectó el Palacio de Dicastillo en Navarra y varias obras en Guadalajara como son su palacio en la ciudad, su Fundación, un impresionante conjunto en el que destaca su Panteón Familiar, los Colegios y la Iglesia dedicada a su tía Santa María Micaela y también el Poblado agrícola de Villaflores que, debido a sus características, es el más desconocido.

El edificio principal del poblado de Villaflores es una gran construcción de planta cuadrada y dos alturas que deja en su centro un patio en el que existe otra construcción también de planta cuadrada.

El edificio situado en el centro del patio tiene una cubierta a cuatro aguas que descansa sobre un gran pilar central circular realizado con fábrica de ladrillo.

El palomar es sin duda el elemento más llamativo del conjunto. Está formado por dos cilindros concéntricos, el exterior cubierto por medio de una cubierta plana y el interior que cuenta con una planta más, que se remata por medio de una cúpula semiesférica.

Además, el conjunto cuenta con cuatro bloques de planta cuadrada y dos alturas de viviendas pareadas alineados formando un arco.

La Capilla del Poblado tiene una planta rectangular con otro rectángulo adosado en su frente que sirve de atrio y otro en su parte posterior que sirve de sacristía. Su construcción es similar al del resto de las edificaciones del conjunto, con muros de piedra caliza entre rafas e hiladas de ladrillo rojo. En la fachada principal, las rafas de ladrillo están compuestas como pilastras sobre las que descansa un frontón clásico que a su vez está rematado por una espadaña campanario. Interiormente contaba con una bóveda tabicada de cañón con lunetos y sobre ella una estructura de par-hilera para la cubierta. A los pies había un coro alto al que se accedía por una escalera de caracol.

Muy interesante es también su bodega en la que destaca su interesante estructura de madera de su primera nave y las bóvedas de ladrillo de sus caños.

El conjunto lo completa unas naves-almacenes que siguen la misma tipología y también un interesante Aljibe que estaba cubierto por medio de una estructura formada por cerchas metálicas en estrella, formando un octógono.

 

Poblado Villaflores UAH 2¿En qué condiciones se encuentra actualmente?
La situación en la que se encuentra este interesante conjunto arquitectónico es de total abandono, estando sometido a continuos actos vandálicos.

El vigente Plan General de Ordenación Urbana de Guadalajara lo incluye en su Catálogo de Edificios de interés Cultural, Histórico, Artístico, Arquitectónico y Ambiental y cuenta, como ya se ha indicado, con la declaración de Bien de Interés Cultural, lo que no ha servido para frenar su proceso de destrucción. Está incluido en la “Lista Roja del Patrimonio” de “Hispania Nostra” y en 2016 se produjo el ya comentado hundimiento del gran frontón de la fachada del Edificio Principal y parte de su estructura, fecha desde la que ha seguido evolucionando negativamente su estado.
Desde un punto de vista urbanístico, los terrenos sobre los que se encuentra están clasificados como Suelo Urbanizable, con excepción de una pequeña porción, en la que se encuentra el Aljibe, que está clasificada como Suelo Rústico.

En 2008 se aprobó el Plan Parcial del Sector en el que se encuentra este conjunto. Del proyecto de reparcelación redactado, resultaron dos parcelas diferentes para el conjunto, una de titularidad privada en la que se encuentra el edificio principal, y otra de titularidad pública en la que están el resto de los edificios, una división que no favorece una posible actuación con un tratamiento unitario para todo el conjunto.

Por otro lado, la declaración de Conjunto Histórico determinó la obligación de redactar un Plan Especial de Protección incluyendo entre otros, un catálogo de todos los elementos significativos definiendo sus valores y tipos de actuación, un estudio histórico y los criterios relativos a las actuaciones que puedan llevarse a cabo. Este documento fue redactado en el año 2017 y en la actualidad su tramitación se encuentra paralizada, sin que se hayan tomado ninguna medida tendente a frenar su deterioro.

 

Poblado Villaflores UAH 3Poblado Villaflores UAH¿Cómo se puede revertir esta situación?

Considero que el primer paso que se tiene que dar es continuar y finalizar la tramitación del Plan Especial y adoptar las medidas que la legislación permite para evitar su total pérdida, teniendo en cuenta que, aunque pudieran recuperarse los volúmenes edificatorios e incluso su configuración arquitectónica, por desgracia, sus característicos sistemas constructivos con sus estructuras de madera de par-hilera, sus jabalcones, las soluciones estructurales metálicas, sus 'novedosos' materiales de acabados, sus elementos agrícolas y etnográficos,… están prácticamente perdidos.

Añadir un comentario

¿Qué leyes son las que imperan en el espacio?

 

Añadir un comentario

Página 1 de 2

Blogs GD

Tribuna GD

@GuDiario en Twitter

Any data to display

Carburante

Notificaciones

¿Quieres desactivar las notificationes? Dejarás de recibir la última hora de Guadalajara.

Este sitio web usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política